Uno de los gastos que olvidamos contemplar al momento de adquirir una vivienda son los honorarios del notario. Cualquiera que sea el monto, es algo que pocas personas asumen como parte de la seguridad de la operación y, si no fuera un requisito obligatorio, muy pocos lo pagarían.

El Notario ejerce su trabajo con independencia del poder público y los particulares, y su función es interpretar la voluntad de las partes y plasmarla en la escritura, dando así fe a la operación de compra-venta de inmuebles . Esto significa que previo a la firma de cualquier contrato, el Notario ya verificó que la persona que vende es el dueño de la propiedad y que la vivienda cumple las condiciones ideales para que pueda llevarse a cabo la transacción, entre muchas otras observaciones.

¿Cómo elijo al Notario?

Es común que muchas personas acudan con un notario por la recomendación de algún familiar o amigo. Sin embargo, en caso de no conozcas a nadie, puedes acudir a la sede del Colegio Notarial de tu entidad, donde encontrarás la lista de los presidentes del Consejo, Colegios y Asociaciones de Notarios de las 32 entidades federativas, así como todos los servicios que ofrecen y las jornadas notariales para cada entidad.

¿Un notario me cobra por resolverme todas mis dudas?

No. La asesoría y consultoría que ofrecen los notarios es gratuita en todo el país.

Para mayores informes sobre los procedimientos relacionados con trámites notariales para compra-venta de inmuebles acude con los expertos de la Notaria 25 en Querétaro, resolveremos todas las dudas legales que surjan antes de adquirir tu patrimonio.

Fuente: www.metroscubicos.com/articulo/consejos/2012/06/15...